PROGRAMA SUMAR

¿QUÉ ES EL PROGRAMA SUMAR?

En 2012 el Gobierno Nacional lanzó el Programa SUMAR, dirigido a personas sin obra social, cubriendo a niños y niñas, adolescentes, embarazadas y mujeres hasta los 64 años, para mejorar y profundizar su atención en los establecimientos públicos de salud. Con el Programa SUMAR, el Ministerio de Salud de la Nación se propone como objetivos:

- Disminuir la tasa de mortalidad infantil y materna

- Profundizar el cuidado de la salud de los niños/as en toda la etapa escolar y durante la adolescencia

- Mejorar el cuidado integral de la salud de la mujer a través de controles preventivos y

- Reducir las muertes por cáncer cérvico uterino y por cáncer de mama.

¿CÓMO FUNCIONA EL PROGRAMA SUMAR?

El Programa SUMAR, al igual que el Plan NACER, propone un novedoso sistema de transferencia de recursos a los centros de salud y hospitales. Dichas transferencias se realizan de acuerdo a inscripción de la población y a la calidad de atención. Es decir, el Programa SUMAR funciona gracias a la participación de los beneficiarios, con su inscripción y por cada prestación que se les brinda, el centro de salud u hospital recibe fondos para mejorar las instalaciones, comprar equipamiento, ampliar el horario del servicio o capacitar al equipo de salud .

¿A QUIÉN ESTÁ DIRIGIDO EL PROGRAMA SUMAR?

La población SIN OBRA SOCIAL que puede formar parte del SUMAR:

• Niños y niñas

• Adolescentes

• Embarazadas

• Mujeres y hombres (hasta los 64 años)

 

El trámite para adherirse al programa se puede hacer, presentándose con D.N.I., en el Hospital Josefina Prieur

¿CÓMO APORTA CALIDAD DE ATENCIÓN AL SISTEMA PÚBLICO DE SALUD EL PROGRAMA SUMAR?

Para lograr la calidad de atención, el Programa SUMAR propone a las provincias objetivos sanitarios a cumplir, y a los centros de salud y hospitales públicos una lista de prestaciones de salud priorizadas. Estas prestaciones abarcan: prevención y promoción de la salud para toda la población, atención del parto, atención y cuidados especiales para el recién nacido, atención del embarazo de alto riesgo, de enfermedades de transmisión sexual, la salud bucal, la detección de problemas auditivos, enfermedades del corazón, la desnutrición, sobrepeso y obesidad, asma, anemia, salud sexual y reproductiva.